Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Sin Filtro: Licitación para operar Puerto de Cruceros en Amador deja muchas preguntas

Luego de varios cambios en el proceso de licitación, varias empresas quedaron sin poder participar. El gremio ya se ha manifestado ante la AMP:

Tras varias adendas que pospusieron la fecha de entrega de propuestas y la modificación a último momento del Pliego de Cargos para la operación de la Terminal de Cruceros en Isla Perico, Calzada de Amador, varias empresas interesadas no pudieron presentar sus oferta y sólo quedó un contendor.


Foto Propuesta.


La empresa Puerto Crucero Colón 2000 representada por Isaac Tarazi Betesh, con una oferta de 16 millones 932, mil 955 dólares por 20 años, aparece en Panamá Compra, cómo la única que habría visto a tiempos las modificaciones que se publicadas para poder participar.

La Cámara Marítima de Panamá se ha manifestado en torno al tema. El gremio a través de una nota firmada por su presidente Nicolás Vukelja solicita a la Autoridad Marítima de Panamá, apelar a su buena voluntad y extender el plazo para presentar propuestas, hasta febrero del 2021.


foto Camara Marítima.


Según Panama Compra se modificó el Pliego de Cargos  el pasado  12 de noviembre del 2020, y a través de la Adenda Nº8 se cambió la fecha de presentación de propuestas para el 7 de diciembre. Sólo le quedaban dos semanas a los interesados para presentar sus propuestas.

 

El Pliego de Cargos originalmente había sido publicado el 30 de diciembre del 2019, la reunión de homologación se dio el 14 de enero del 2020, mientras que la primera fecha de presentación de propuestas estaba marcada para el 17 de febrero del 2020.


A través de 6 adendas, se fue modificando la fecha mes a mes, hasta llegar a diciembre, y en las que se quedaron más de 10 empresas interesadas, sin poder participar, por falta de tiempo o porque no se enteraron de las modificaciones, según el gremio.

Según la única propuesta, panamá recibiría sólo 845 mil dólares al año por un proyecto que le costó al país más de 200 millones de dólares.

La obra a cargo del consorcio integrado por la empresa china CHEC y
Jan de Nul de Bélgica, inició en el 2017 y  mantiene atrasos y reclamos por parte de los contratistas.


Por lo que la interrogante aquí planteada es:


Con procesos para contratación como el descrito, ¿realmente se busca
el mejor beneficio para el país?