Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Sin Filtro: Panamá; uno de los países con más licencias de taxis en la región

En Panamá hay varios taxistas que solo tienen una licencia para operar en rutas internas, sectores delimitados de la ciudad capital, pero que se salen de la zona geográfica y transitan por toda la ciudad.

Lo que muchos no entienden y preguntan, es el por qué los taxis no pueden regularse solos, y salir cuando lo consideren, sin necesidad que sea la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre la que los oriente.

Para responder esto hay que enfocarse en la Ley 14 de 1993, por la cual se Regula el Transporte Terrestre Público de pasajeros y se dictan otras disposiciones, y los certificados o cupos de transporte selectivo, mas comúnmente llamados taxis que existen en el país.

Según el Artículo 31 de la Sección Tercera, los dueños de cupos solo pueden ser panameños y es un cupo por persona, sin embargo, observe algo: cuando ingresa a la lista publicada por la ATTT, en el 2020, hay varios nombres y concesionarias que se repiten.

Más de 2 mil páginas con certificados de operación; una simple cuenta da que en este país de 4 millones de habitantes, existen más de 55 mil certificados de operación de taxis, de ellos más de 45 mil, pertenecen Panamá y Panamá Oeste.

En Buenos Aires, Argentina, con más de 3 millones de habitantes hay un taxi por cada 80 habitantes, tiene 38 mil certificados de operación; en Medellín con cuatro millones de habitantes, hay 19 mil licencias de taxis; mientras que en Costa Rica con 5 millones de habitantes, los cupos de taxis en el país no superan los 15 mil.

En Panamá hay varios taxistas que solo tienen una licencia para operar en rutas internas, sectores delimitados de la ciudad capital, pero que se salen de la zona geográfica y transitan por toda la ciudad.

Las cifras hablan por sí solas, en Panamá hay más licencias de taxis otorgadas que las necesarias. El término que debieran respetar de ser un transporte selectivo complementario, se ha quedo atrás, ya que, en muchos casos por la falta de planificación de la urbe, se han transformado en transporte principal.