Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Unos 2,700 restaurantes desaparecieron durante la pandemia, al igual que 8 mil plazas de empleos

Aseguró que los restaurantes se ven llenos por el tema del distanciamiento social.

Domingo De Obaldía, presidente de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá, señaló que el sector no tiene la capacidad para reactivar los miles de contratos que se mantienen suspendidos. 

Tras conocerse que a partir del 1 de noviembre de 2021 todos los trabajadores que tienen contratos laborales suspendidos deben estar reintegrados o las empresas haber llegado a un acuerdo sobre la relación con esos colaboradores, De Obaldía manifestó que no han recibido respuesta por parte del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), sin embargo, el sector de restaurantes elevó su preocupación ante la entidad, ya que para finales de este mes no podrán estar al 100% con el personal.

Afirmó que las ventas no dan para traer a todo el capital humano a trabajar, ya que la economía está “trastabillando” y no hay movimiento de dinero. “Tenemos conocimiento de que a algunos restaurantes les está yendo bien y están en un 80%, otros están entre el 50 y 60%”, expresó.

Reveló que a lo largo de la pandemia cerca de 2,700 restaurantes desaparecieron y no volverán a abrir. “Al inicio de la pandemia habían cerca de 20 mil plazas de empleos vacías y a mitad de la pandemia cerca de 6 mil a 8 mil plazas de empleo han desaparecido”, detalló.

El representante de Arbyd hizo referencia al aforo del 100% en los restaurantes y declaró: “Sabemos que hay algunos colaboradores que no se quieren vacunar y tenemos que tomar decisiones, si se despiden o no entran hasta que se vacunen; tenemos que ver eso con el ministerio, pero nosotros no vamos a estar como policías vigilando, eso es función del Ministerio de Salud y del Gobierno, nosotros (dueños de restaurantes) estamos velando de que nuestro personal cumpla con el 100% de la vacunación”.

Aseguró que los restaurantes se ven llenos por el tema del distanciamiento social. “¿Cómo no vamos a estar llenos si de 120 puestos tengo 50? Eso es lo que me cabe ahora, lo que tengo con un aforo de 2 metros de distancia, entonces pedimos al Mitradel que nos deje colocar las mesas con un metro de distancia”, concluyó.