Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Xavier Sáez Llorens: ‘Estamos lejos de alcanzar la inmunidad grupal o de rebaño’

Sáez Llorens estima que en Panamá un 50% de la población, la mayoría de forma asintomática y sin diagnóstico, ha tenido Covid-19.

Hace algunas semanas, el presidente Laurentino Cortizo anunció que el 70% de la población ya se encuentra inmunizada contra la Covid-19 con la aplicación de las dos dosis de vacunas, alcanzando casi la proclamada “inmunidad de rebaño”, sin embargo, para el Investigador Distinguido del Sistema Nacional de Investigación, Xavier Sáez Llorens, esta cifra no es tan correcta.  

“El 70% de la población mayor de 12 años es la que puede estar vacunada, pero si hablamos de población total, incluyendo niños, ese 70% se convertiría como en un 58%. Todavía estamos lejos de alcanzar la inmunidad grupal o esa inmunidad de rebaño que todos ansiamos para arrinconar el virus y deje de ser un tema de salud pública”, resaltó el médico.

Agregó que aún las vacunas no han sido aprobadas para niños menores de 12 años, “hay que ver los datos que presenta Pfizer, sobre todo que la vacuna es inocua y que no ocasione efectos adversos en niños antes de su aplicación”.

El también jefe del departamento de Investigación y del servicio de Infectología del Hospital del Niño, llegar entre el 75% a 80% de la población inmunizada arriba de los 12 años es un logro importante, puesto que pocos países lo han hecho y en el contexto latinoamericano, Panamá está muy por arriba después de Chile y Uruguay.

Medicamento eficaz para la fase ambulatoria de la Covid-19

Esta semana se conoció el anuncio de la casa farmacéutica Merck que afirma que la creación de su píldora experimentar Covid-19, cuyo nombre es molnupiravir, redujo a la mitad las hospitalizaciones y las muertes en personas recientemente infectadas por este virus.

Según Saéz Llorens, este agente antiviral fue descubierto hace 15 o 20 años, inicialmente como un agente que pudiera tener eficacia contra la influenza, la cepa que causa la gripe y otros virus, incluso se probó con el ébola y otras infecciones, pero quedó solo en investigaciones. “La compañía Merck lo adquirió porque se descubrió que tenía actividad con el coronavirus que causa la Covid-19 y se hicieron estudios de fase 1, fase 2, y acaba de terminar el estudio de fase 3, que pareciera que es eficaz”, apuntó.

De ser aprobada esta píldora Covid-19, como también se le ha conocido, el galeno manifiesta que con ella se pudiera tener un medicamento antiviral que se pueda administrar en la fase ambulatoria de la enfermedad, en los primeros días de síntomas para evitar la progresión a la gravedad, evitar la muerte y la hospitalización, “pero los datos tienen que ser públicos y presentados a la Comunidad Científica de forma transparente”.

Afirmó que actualmente no se tiene ningún tratamiento efectivo para la fase temprana del virus para evitar hospitalización, ya que los medicamentos que se han aplicado vía oral son utilizados en fase de hospitalización de manera intravenosa, “sería fantástico pastillas orales, sobre todo en personas de alto riesgo”.

El tratamiento que se ha propuesto para esta píldora es dos veces al día por cinco días, esto, si llegase a ser aprobado.

Dijo que todos los antivirales tienen que administrarse de forma temprana porque cuando el virus ocasiona inflamación dentro del cuerpo el medicamento pierde efectividad y “se ha dicho que en los primeros cinco días que empiezan los síntomas respiratorios si me hago una prueba de Covid-19 al segundo día y sale positiva, allí sería donde realmente se da el tratamiento”.

Hacia la nueva normalidad

Sostuvo que con la vacunación y después terapia oral se podrían ver luces que apunten hacia la nueva y anhelada normalidad el próximo año, casi sin duda.

Para poder alcanzar esto, el doctor señala que cuando se empiece a ver por varias semanas un porcentaje menos del 1% de pruebas positivas, ya se puede decir que estamos en vías de aproximarnos a la normalidad.

A su consideración, Panamá podría estar alcanzando la inmunidad colectiva entre los primeros meses de 2022, tomando en cuenta la aplicación voluntaria de vacunas en niños menores de 12 años.

Calificó de prematuro dejar de utilizar la mascarilla en lugares abiertos como lo han implementado otros países. “Vamos en esa dirección, mascarillas al aire libre evidentemente ya no se necesitan tanto, pero hay que tener cuidado porque una cosa es estar al aire libre con personas vacunadas alrededor y pocas personas alrededor y otra es estar con demasiada gente y que hay muchos no vacunados, hay que tener cuidado con estos contextos. Ojalá que las cifras en los próximos meses sigan favorables y poder desprenderse del uso de la mascarilla rutinario por lo menos al aire libre y con pocas personas y vacunadas”, recalcó.

Sáez Llorens estima que en Panamá un 50% de la población, la mayoría de forma asintomática y sin diagnóstico, ha tenido Covid-19. “Entre inmunidad natural por Covid-19 y la inmunidad que proveen las vacunas, a lo mejor tenemos mucho más del 70% de población protegida y quizás eso está haciendo que todavía no tengamos una cuarta ola, hemos salido de la tercera ola bastante bien y estamos en números fabulosos, no hay que pecar de triunfalismo porque puede provocar que vengan otras oleadas”, concluyó.