Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Chile pegó primero y se quedó con el pase a la final de la Copa América.

En medio de una tormenta que demoró por casi dos horas el segundo tiempo.

Chile pegó primero y se quedó con el pase a la final de la Copa América.

En un partido extraño, Chile eliminó a Colombia de la Copa América Centenario. El panorama se empezó a tornar gris para los colombianos desde muy temprano,  cuando al minuto 7 Charles Aránguiz anotó tras una irresponsabilidad de Frank Fabra en defensa y un errado rechace de Cuadrado.  Un par de minutos más tarde, en el minuto 11 José Fuenzalida se encontró con un rebote a pocos metros del arco y sentencio el 2-0 en el marcador.

Del segundo gol en adelante el partido fue un monologo; Colombia intentando romper la gran muralla defensiva planteada por Chile. No fue posible para los cafeteros, que antes del final del primer tiempo tuvieron opciones claras para descontar en los pies de Santiago Arias, Roger Martínez y Carlos Sánchez pero se encontraron con un enorme Claudio Bravo. Al reanudarse el segundo tiempo luego de la torrencial tormenta que se paseo por Chicago, el equipo chileno se vio aun mejor parado en defensa y Colombia no volvió a encontrarse con Bravo. Al minuto 57 el árbitro salvadoreño Joel Aguilar en una decisión bastante debatible, dejó a Colombia con uno menos tras mostrarle doble amarilla a Carlos Sánchez. Previamente había omitido un claro penal sobre Daniel Torres. Lo demás fueron puras ganas de Colombia pero sin fútbol, sin profundidad y sin claridad.

Chile, que fue efectivo cuando tocaba, es finalista de la Copa América y al igual que hace un año se volverá a enfrentar a Argentina  en el partido decisivo de la competición continental.

En un partido extraño, Chile eliminó a Colombia de la Copa América Centenario. El panorama se empezó a tornar gris para los colombianos desde muy temprano,  cuando al minuto 7 Charles Aránguiz anotó tras una irresponsabilidad de Frank Fabra en defensa y un errado rechace de Cuadrado.  Un par de minutos más tarde, en el minuto 11 José Fuenzalida se encontró con un rebote a pocos metros del arco y sentencio el 2-0 en el marcador.

Del segundo gol en adelante el partido fue un monologo; Colombia intentando romper la gran muralla defensiva planteada por Chile. No fue posible para los cafeteros, que antes del final del primer tiempo tuvieron opciones claras para descontar en los pies de Santiago Arias, Roger Martínez y Carlos Sánchez pero se encontraron con un enorme Claudio Bravo. Al reanudarse el segundo tiempo luego de la torrencial tormenta que se paseo por Chicago, el equipo chileno se vio aun mejor parado en defensa y Colombia no volvió a encontrarse con Bravo. Al minuto 57 el árbitro salvadoreño Joel Aguilar en una decisión bastante debatible, dejó a Colombia con uno menos tras mostrarle doble amarilla a Carlos Sánchez. Previamente había omitido un claro penal sobre Daniel Torres. Lo demás fueron puras ganas de Colombia pero sin fútbol, sin profundidad y sin claridad.

Chile, que fue efectivo cuando tocaba, es finalista de la Copa América y al igual que hace un año se volverá a enfrentar a Argentina  en el partido decisivo de la competición continental.