Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


España se entrenó ante 10 mil fanáticos

España se enfrenta este miércoles ante Venezuela

España se entrenó ante 10 mil fanáticos
La selección española completó un suave entrenamiento en La Rosaleda, estadio donde el miércoles se enfrenta a Venezuela (15.30 ET), con Xavi Hernández en el grupo y la pasión en las gradas de 10.000 aficionados que no pararon de animar a la 'Roja', aprovechando el festivo 'Día de Andalucía'.

Tras el suave entrenamiento del martes en Las Rozas, el seleccionador español Vicente Del Bosque repartió petos entre sus jugadores y dejó ver algunas de sus ideas sobre el equipo que se enfrentará a Venezuela en el último amistoso antes de la concentración para la Eurocopa 2012.

En el equipo con sudadera roja formaba una defensa con Andoni Iraola, Sergio Ramos, Gerard Piqué y Álvaro Arbeloa, un doble pivote formado por Sergio Busquets más Xabi Alonso, con Cesc Fábregas, David Silva y Andrés Iniesta más Fernando Llorente en punta.

De esta forma, un fijo en los últimos partidos como Álvaro Arbeloa se quedaría en el banquillo,así como Xavi Hernández, que volvió a ejercitarse tras ausentarse ayer y mostró que está bien del sóleo en el que arrastra molestias.

En el entrenamiento Iker Muniain, la cara nueva del grupo, estuvo arropado en todo momento por su amigo y compañero del Athletic Club de Bilbao Javi Martínez y Juan Mata, con quien conquistó el pasado verano el Europeo sub'21. Formó pareja en los lanzamientos a puerta con su inseparable Thiago Alcantara, el hijo del campeón del mundo brasileño Mazinho, los más jóvenes del grupo.

El entrenamiento, de una hora de duración, constó de calentamiento con balón, ensayo de toque y presión en espacios reducidos, disparos a puerta coreados por la afición y un partido final a mitad de campo.

Del Bosque situó a Javi Martínez como central en el equipo con peto de suplentes. Las muestras de cariño desde las gradas no cesaron, muchas de ellas dirigidas a un andaluz como Sergio Ramos cuando saltó al campo y en cada remate que realizó.

El susto del entrenamiento lo protagonizó Xabi Alonso. En un balón dividido sufrió una entrada de Jesús Navas que le hizo retirarse del partidillo en su recta final y ser atendido por los doctores de la selección. Navas le pidió perdón y Del Bosque se preocupó por su estado. Es un fuerte golpe que no le impedirá jugar ante Venezuela.

La sesión se cerró con el lanzamiento de faltas de Piqué, Ramos, Mata, Cesc, Thiago, Xavi y Cazorla a Iker Casillas. Con todos mirando a la portería, un niño saltó al terreno de juego y llegó hasta la zona donde el resto de internacionales estiraban. Consiguió el regalo de Víctor Valdés, que le dio sus guantes y se llevó una ovación de los aficionados. Los futbolistas acabaron regalando sudaderas como agradecimiento al apoyo que recibieron desde las gradas.