Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Más preguntas que respuestas…

Hoy estamos preocupados, esperemos que el técnico haga sus evaluaciones y pueda encontrar rápido aquellas áreas donde se pueda ajustar de cara al primer partido ante Bolivia. Ya ha tenido tiempo para ver a los jugadores, ahora hay que trabajar y en serio.

Más preguntas que respuestas…

Por: Ing. Miguel Angel Cuadra C. / Director Carrusel Deportivo @mcuadra05

 

A falta de exactamente 8 días para el debut de la selección de Panamá de cara a su participación en la Copa América Centenario, hay en el ambiente más preguntas que respuestas dentro de la concentración panameña.

Es claro y notorio, que algo no está bien no solo en el aspecto táctico del equipo, físico y menos en lo emocional. Por momento Panamá en la cancha parece un equipo de desconocidos que por primera vez se juntan para jugar al fútbol, lo que preocupa aún mucho más, considerando que estos jugadores en un 90% son los mismos que vienen jugando desde las eliminatorias para Sudáfrica y Brasil respectivamente.

No se trata de ahora criticar por criticar, por ello nos vamos a ir a los dos últimos partidos realizados de preparación ante Venezuela y Brasil.

El partido ante Venezuela, fue un encuentro muy cortado, lleno de faltas y de malas entregas por la selección de Panamá, que en lo colectivo no mostró absolutamente nada y tuvo que resguardarse en el aspecto individual de varios jugadores. Los más destacados en aquel partido fueron Ricardo Buitrago que mostró gran movilidad y visión de la cancha, un toque rápido y en balones detenidos preciso a la hora de poner el balón en juego, tal vez en los primeros 20 minutos del partido no se encontraba en la cancha y por ahí la ansiedad de querer mostrarse lo impulsaron a estar impreciso, pero luego pudo recuperar la confianza y mostrar su fútbol. Amílcar Henríquez “El Tundra” un todo terreno de 7 pulmones, las peleó y corrió todas, se ha vuelto a encontrar con su nivel futbolístico y es un jugador de carácter y temperamento, silencioso y trabajador, muy sólido en la recuperación y la entrega del balón, muy buen partido. Roderick Miller, por momentos, sorprende que siendo un jugador con poca experiencia a nivel de selección mayor, se vea con tanta confianza y seguridad en el sector defensivo, lo que aporta mayor tranquilidad en la zona central. Hasta el momento me atrevería a decir que ha sido muy positivo para él y para el técnico darse cuenta que tiene otros elementos que mirar durante este proceso.

El partido de Brasil fue otra historia, un equipo de Panamá que no estuvo ordenado, con muchas desatenciones, carentes de liderazgo en la cancha y sin ideas, que sufrió por las bandas el ataque de un Brasil que no mostró clemencia en la primera parte y que tal vez, fue más la falta de definición que la buenas atención de los nuestros lo que mantuvo el partido 0-1 luego de los primeros 45 minutos. Ofensivamente, nada de la selección nacional en los 90 minutos, no se vio un equipo con idea y con trabajo, sino un equipo que salió a ver qué hacían y no lucimos nada bien. En resumen, un partido muy flojo de todo el equipo y ayer nos dimos cuenta que estamos muy lejos de un nivel de competencia con selecciones de primer nivel, el fútbol moderno tiene jugadores que no solo es lo desequilibrante sino lo rápido que manejan la pelota, la visión de la cancha, el ritmo de juego y el toque en corto, hicieron que Panamá luciera como un equipo muy limitado. Ayer, Jaime Penedo que salvó más de una ocasión clara de gol y Roderick Miller, fueron los de mejor presentación. El resto del grupo muy por debajo de lo que se esperaba.

 

Algunos aspectos que preocupan y que son para analizar, porque no solo podemos pensar en la Copa América Centenario, hay que ver más allá:

Falta de laterales en la selección:

Si el técnico no quiere ver que ni Machado ni Henríquez están a la altura de las responsabilidades, no seremos nosotros quienes cambiaremos esa forma de pensar. Sin embargo, sí vale la pena analizar lo que provoca tener a ambos en la cancha a la vez. Panamá pierde no solo en el aspecto defensivo, porque ambos lucen muy desconcentrados en su labor principal que es defender y dado que el fútbol moderno, exige que así como defiendes por las bandas, ataques, entonces nos resta profundidad ofensiva y obliga a los jugadores de ataque hacer relevos defensivos constantes y al momento de atacar, tienen que hacer recorridos muy extensos para apoyar, lo que se traduce en la poca generación de jugadas de peligro que hemos creado en los últimos 6 partidos.

Manejo y entrega del balón:

En los dos últimos partidos ha sido muy notorio el manejo descuidado que se ha tenido con la pelota, con errores constantes en las salidas, no se puede jugar de pelotazos y ante la incapacidad de poder jugar en corto, nos queda tener que despejar el balón a cualquier parte y constantemente estamos defendiendo en vez de atacar. Panamá está careciendo de jugadores que puedan controlar los ritmos del partido y estamos jugando a lo que el rival forza a los nuestros a jugar, saliendo de su zona de confort y esto lleva a Panamá hacer muchos errores en la entrega y por momento, a lucir muy mal en el manejo.

Falta de Gol:

No es para menos, si con los dos puntos anteriores tenemos una radiografía de lo que estamos mostrando partido tras partido, no es por no contar con goleadores en la selección; es por no contar con un sistema que permita al delantero participar del partido, porque no les llega la pelota. Así ha sido la tónica en los últimos encuentros. Este esquema que ha querido usar el técnico con un solo delantero, no funciona si por las bandas no se puede generar fútbol y balones al área, el delantero se pierde y se desgasta.

Hoy estamos preocupados, esperemos que el técnico haga sus evaluaciones y pueda encontrar rápido aquellas áreas donde se pueda ajustar de cara al primer partido ante Bolivia. Ya ha tenido tiempo para ver a los jugadores, ahora hay que trabajar y en serio.