Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Una ceremonia clandestina y que duró sólo 25 minutos

Básicamente se hizo para la televisión. El acto se hizo eterno ante una grada medio vacía que no mostró el menos interés por las cabriolas de los 600 bailarines.

Una ceremonia clandestina y que duró sólo 25 minutos
La ceremonia inaugural del Mundial se hizo porque se tenía que hacer y porque siempre antes se ha hecho. Igual quedó bonita por la televisión, que es para lo que se hacen estas cosas, porque lo que es en el estadio pasó de puntillas y fue casi clandestina. Empezó a traición sin que nadie anunciara nada. Salieron los artistas y ofrecieron el habitual ejercicio de coros y danzas de catálogo para estos casos en el que se loa las peculiaridades del país.
Apenas duró 25 minutos que se hicieron eternos ante una grada medio vacía que no mostró el menos interés por las cabriolas de los 600 bailarines que representaron en tres actos la importancia de la naturaleza, de la música y del fútbol para Brasil danzando alrededor de una pelota gigantesca iluminada con leds.


Ver más en as.com