Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Confianza de negocios en Alemania declina

En semanas recientes, preocupaciones sobre la crisis de la deuda en Europa se han aliviado luego que el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi anunciase un plan para comprar bonos gubernamentales de países endeudados, tales como España e Italia, si éstos aceptan tomar medidas para reducir sus déficits.

Confianza de negocios en Alemania declina
El optimismo de negocios en Alemania cayó por quinto mes consecutivo, indicó el lunes un sondeo, en otra muestra de que la crisis de la deuda en Europa está pesando considerablemente en la mayor economía del continente.

El índice Ifo cayó a 101,4 en septiembre, de 102,3 en agosto. El consenso en los mercados era que el índice no iba a registrar cambios.

El gobierno alemán está en una forma financiera relativamente buena y su economía ha tenido resultados sólidos en los últimos dos años, pese a los crecientes problemas de deuda en la eurozona.

Sin embargo, los principales socios exportadores de Alemania son sus socios del euro y los problemas en otras partes del bloque son preocupantes para empresas y consumidores en el país. El crecimiento se está desacelerando y los temores de recesión aumentado.

En semanas recientes, preocupaciones sobre la crisis de la deuda en Europa se han aliviado luego que el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi anunciase un plan para comprar bonos gubernamentales de países endeudados, tales como España e Italia, si éstos aceptan tomar medidas para reducir sus déficits.

Pero aunque esos temores se han reducido, los prospectos de crecimiento en la zona siguen siendo débiles. Los gobiernos han recortado gastos, retirando con ello estímulos ala economía y haciendo subir el desempleo. Mientras tanto, en los países endeudados las empresas enfrentan costos más altos para recibir los préstamos necesarios para invertir y expandirse.

"El índice Ifo hoy muestra que las compañías alemanas siguen escépticas sobre el impacto de las medidas de Mario Draghi", dijo el analista de ING Carsten Brzeski.