Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Standard & Poor’s cambia de estable a negativa la perspectiva de Panamá

La calificadora de riesgo resalta que proyectos de infraestructura deberían respaldar el impulso del crecimiento y el empleo.

Standard & Poor’s cambia de estable a negativa la perspectiva de Panamá

Ciudad de Panamá. Foto: Cortesía

La calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P) reafirmó la calificación soberana de Panamá en BBB, manteniendo el grado de inversión del país, mientras que la perspectiva cambió de estable a negativa, básicamente por el impacto de la pandemia en la economía, informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

S&P espera que la economía panameña se recupere en 2021, creciendo un 9%, respaldada por las exportaciones mineras y un mayor consumo privado a medida que disminuyen las restricciones de movilidad y continúen los esfuerzos de vacunación. Adicionalmente, prevén que el crecimiento a mediano plazo regresará a su potencial del 6%, a medida que repunten las inversiones públicas y privadas.

Adicionalmente, la calificadora de riesgo resalta que proyectos de infraestructura clave, como la construcción de la Línea 3 de Metro, junto con un túnel debajo del Canal, la extensión de las líneas 1 y 2 del Metro, un nuevo hospital, proyectos de transmisión de energía y mejoras viales, deberían respaldar el impulso del crecimiento y el empleo en los próximos años.

El Estado panameño espera que las asociaciones público-privadas (APP) adquieran mayor relevancia, tras la reciente implementación del marco legal de APP, comenzando con un gran programa de mantenimiento vial de 2,000 kilómetros.

Finalmente, S&P indica que Panamá ha mejorado su perfil de deuda en los últimos años para mitigar el riesgo de refinanciamiento. El vencimiento promedio de la deuda es apenas inferior a 13 años y el 80.5% de la deuda está a tasa fija. Además, el costo promedio ponderado fue del 3.9% en diciembre de 2020, y la cantidad limitada de deuda a corto plazo (Letras del Tesoro), junto con un perfil de vencimiento mayormente estable hasta 2024, contiene el riesgo de refinanciamiento.