Escucha ahora

Frecuencia Deportiva

David Salayandía y Ramón Monchi Webster


14 de febrero: Día de San Valentín

La festividad de origen cristiano se celebra anualmente cada 14 de febrero como conmemoración de las buenas obras realizadas por san Valentín de Roma.

14 de febrero: Día de San Valentín

14 de febrero, Día de San Valentín. Foto: Cortesía

El Día de San Valentín es una festividad de origen cristiano que se celebra anualmente el 14 de febrero como conmemoración de las buenas obras realizadas por san Valentín de Roma, que están relacionadas con el concepto universal del amor y la afectividad. Esta fecha, ha adoptado distintos nombres, Día de San Valentín, Día de los enamorados o Día del amor y la amistad.

La festividad, se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales.

Valentín, opuesto al decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para jóvenes enamorados, razón por la cual se popularizo que San Valentín se convirtiera en el patrón de los enamorados.

Al enterarse, Claudio II, este sentenció a muerte a San Valentín, el 14 de febrero del año 270, alegando desobediencia y rebeldía. Por este motivo, se conmemora esta celebración en esta fecha.

Desde el punto de vista popular la fiesta de San Valentín es interpretada como una oportunidad de celebrar el amor y el cariño, independientemente de la religión que se profese o sin pertenecer a una necesariamente. Las celebraciones fueron variando por siglos, siendo la edad media el período donde quedaría impregnado San Valentín con el amor cortés en donde se expresaba el sentimiento de afecto de una forma sincera, noble y con declaraciones poéticas románticas y las referencias al corazón y al dios romano Cupido.

Años más adelante se incluyó la amistad como una propiedad de San Valentín, y desde la revolución industrial a mediados del siglo XX, la mercadotecnia del capitalismo crea productos relacionados con San Valentín, permitiendo que la fiesta llegue a diversos lugares del mundo.