Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Consejos de seducción que toda mujer debe saber

Los juegos preliminares pueden ser ardientes si sólo corres un poco las prendas de tu cuerpo

Consejos de seducción que toda mujer debe saber

Sensualidad en la intimidad. Foto: porttada.com

 Ponte lencería extra sexy 
Este consejo es clásico pero siempre funciona. Busca una tanga de encajes en tonos oscuros y 
misteriosos . Acompáñalo con un sostén de media copa y, si quieres, ponte unas medias a media pierna. Espéralo en la sala, con música sensual y luces tenues. Verás cómo se impacta al llegar. 

Lleva ropa provocativa 
Dile que vayan a cenar fuera y ponte una falda escotada o unos pantalones ajustados. Luce atractiva y muy sugerente. Tócalo bajo la mesa mientras toman el aperitivo y mantenlo en alerta durante toda la comida. Y una vez en el auto bésalo como la primera vez. 

 Aprende el arte de desnudarse 
Previo al encuentro, sedúcelo desvistiéndote. Y no lo hagas a la rápida, ya que cada movimiento puede provocar altos o bajos en su entusiasmo. Primero saca lo de abajo y queda en ropa interior, entre abre tu blusa sin sacarla por completo, y retira los calcetines, botas o todo lo que quede como accesorio. Luego, sólo con su blusa entre abierta, menéate y gira cerca de él, buscando su aprobación. Sólo una vez que él esté listo y no de más por abrazarte, te quitas el resto… o dejas que te lo quite. 

 Usa su ropa para seducirlo 
Nada mejor que vendarlo o atarlo para volverlo loco. El no saber cuál será tu próxima jugada intensificará al máximo sus sentidos.

Quítale la corbata y véndale los ojos, puedes usar su camisa para atarle las manos. No tener el control de la situación es algo que los hombres desean de vez en cuando. 

Mantente vestida hasta último minuto 
La ropa interior puede ser muy erótica si se mantiene el máximo de tiempo puesta. Los preliminares pueden ser ardientes si sólo corres un poco las prendas de tu cuerpo y dejas que te toque con ellas puestas. Busca la forma y verás que sensual es. 

 No dejes que se desvista 
No permitas que se quite la camisa durante el sexo. Cuando estén por llegar al clímax agarra la tela de su camisa con fuerza y llévalo sobre ti, esa mezcla de salvajismo y furia lo llevará al máximo de placer. 

Vístete sin ropa interior 
Cenen en casa. Y tú viste sólo con lo externo. Es decir, si llevas un vestido negro, que sea sólo eso y no te pongas ropa interior. Tú te sentirás muy erótica y él, cuando se entere… ¡arderá! 

Paséate sensual y a solas 
Eso te ayudará a potenciar tu propio nivel de seducción. Puede ser en bata de raso, en ropa interior de encajes o como desees. Pero paséate en casa así, sexy, atractiva y simula cómo te enfrentarías a tu hombre en ese mismo contexto. Tu autoestima mejorará de sobremanera.