Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Argelia celebra con gran pompa el 60 aniversario de su independencia

Varios invitados extranjeros, entre ellos los presidentes palestino Mahmud Abas, tunecino Kais Saied y nigeriano Mohamed Bazoum, asistían a la ceremonia.

Argelia celebra con gran pompa el 60 aniversario de su independencia

Argelia celebra con gran pompa el 60 aniversario de su independencia. Foto: AFP

Argelia celebra este martes de manera fastuosa, incluyendo por ejemplo un desfile militar de una dimensión inédita, el 60 aniversario de su independencia tras 132 años de colonización francesa, un periodo que aún ensombrece las relaciones entre ambos países.

Tras casi ocho años de guerra entre los insurgentes argelinos y el ejército francés, la paz llegó el 18 de marzo de 1962 con los históricos Acuerdos de Evián, que allanaron el camino a la proclamación de la independencia de Argelia el 5 de julio de ese año, aprobada unos días antes por 99,72% de los votos en un referéndum de autodeterminación.

Tras haber depositado una ofrenda floral en el Santuario de los mártires en Argel, el presidente Abdelmadjid Tebboune, de pie a bordo de un auto descapotable, pasó revista en compañía del jefe del Estado Mayor del Ejército Said Chanegriha a unidades de varios servicios de seguridad antes de dar comienzo al desfile militar.

Al mismo tiempo, se dispararon sesenta salvas de cañón.

Varios invitados extranjeros, entre ellos los presidentes palestino Mahmud Abas, tunecino Kais Saied y nigeriano Mohamed Bazoum, asistían a la ceremonia.

Desde el viernes por la noche, las autoridades cerraron al tránsito un sector de 16 kilómetros de la principal avenida de Argel para que el ejército ensaye antes del desfile, el primero en 33 años.  

El cierre de esta avenida, el principal acceso al centro de la capital, provocó enormes embotellamientos en las rutas que conducen a Argel y su suburbio este.

Culpable

La independencia de Argelia fue conseguida al término de una guerra que dejó cientos de miles de muertos, y que convirtió a ese país en la única colonia francesa de África que tuvo que recurrir a las armas para liberarse en los años 1960.

Pero 60 años después del final de la colonización, las heridas siguen vivas en Argelia, mientras Francia descarta todo "arrepentimiento" o "disculpas", a pesar de que el presidente francés Emmanuel Macron se esfuerza desde su elección en mejorar las relaciones con una serie de gestos simbólicos.

"No se puede olvidar o borrar de cualquier manera el genocidio humano, el genocidio cultural y el genocidio identitario del cual Francia sigue siendo culpable", a afirmó Salah Goudjil, presidente del Consejo de la Nación, la cámara alta del Parlamento, y veterano de la guerra de independencia, en una entrevista el lunes al diario l'Expression.

En marzo, Abdelmadjid Tebboune declaró que el tema de la memoria debía ser abordado de una manera "equitativa", agregando que los "crímenes" de la colonización francesa no quedarían prescritos.

Las relaciones bilaterales tocaron fondo en octubre, cuando Macron afirmó que Argelia se había construido tras su independencia sobre una "renta de memoria" alimentada por "el sistema político-militar". 

Estas declaraciones provocaron enojo en las autoridades argelinas.

Pero, desde entonces, la situación ha ido mejorando y Macron y Tebboune manifestaron su voluntad de "profundizar" las relaciones, en una entrevista a mediados de junio. 

El lunes por la noche, la presidencia francesa anunció que Macron envió una carta a su homólogo argelino en ocasión el 60 aniversario de la independencia en la que llama al "reforzamiento de los vínculos ya fuertes" entre los dos países.