Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Australia reconoce retraso de dos meses en la vacunación contra el COVID-19

El Gobierno ha atribuido los retrasos a obstáculos en la importación y a los retos logísticos en el vasto territorio del país.

Australia reconoce retraso de dos meses en la vacunación contra el COVID-19

Australia reconoce retraso de dos meses en la vacunación contra el COVID-19. Foto:

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, reconoció este miércoles un retraso de dos meses en el cronograma oficial de vacunación contra la covid-19, mientras más de la mitad de los 25 millones de habitantes permanecen confinados por un brote del virus.

Las autoridades pretendían inicialmente vacunar a toda la población antes de final de octubre, pero los datos actuales muestran que tan solo el 14 % de los mayores de 16 años han recibido la pauta completa del fármaco.

El gobierno ha atribuido los retrasos a obstáculos en la importación y a los retos logísticos en el vasto territorio del país, aunque sus detractores también le atribuyen problemas en la campaña de comunicación y en la negociación con las farmacéuticas.

Morrison, cuya popularidad se encuentra en caída a raíz de la gestión del actual rebrote y la lenta campaña de vacunación, asumió en rueda de prensa "la responsabilidad por los problemas que tenemos, pero también por las soluciones que estamos implementando".

Australia ha gestionado con gran acierto los problemas derivados de la pandemia, con políticas de confinamiento rápidas y localizadas y numerosos planes de apoyo e incentivos económicos, pero el lento programa de vacunación le ha colocado a la altura de países en desarrollo como Belice o Surinam, según los datos del periódico The New York Times.

El gobierno del país oceánico también se ha visto obligado a cambiar las directrices en torno a la vacuna AstraZeneca, que se produce localmente y era el pilar del plan de inmunización, a raíz de los casos de trombosis.

"Hemos tenido retos en este programa como muchos países", justificó Morrison, que insistió en que ha encaminado el cronograma al lograrse en la última semana la vacunación de un millón de personas.

La críticas contra el plan de vacunación han aumentado con el rebrote de la covid-19 desde mediados de junio, vinculado a la variante delta y con Sídney -confinada hasta el 30 de julio- como epicentro.

Vía: https://www.wradio.com.co/