Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Buque de guerra de Estados Unidos cruza el estrecho de Taiwán tras reunión Xi-Biden

El portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, condenó este hecho el martes y lo calificó de "intento deliberado de perturbar y minar la paz y estabilidad regionales".

Buque de guerra de Estados Unidos cruza el estrecho de Taiwán tras reunión Xi-Biden

Buque de guerra de Estados Unidos cruza el estrecho de Taiwán tras reunión Xi-Biden. Foto: AFP

Un buque de guerra estadounidense navegó por el estrecho que separa Taiwán y la China continental el martes, indicó la Marina estadounidense, en la primera maniobra de este tipo desde la reunión virtual entre Joe Biden y Xi Jinping la semana anterior.

El paso por el estrecho de Taiwán del destructor "USS Milius", equipado con misiles guiados del tipo Arleigh Burke, fue una maniobra de rutina, indicó la Séptima Flota estadounidense en un comunicado.

El trayecto, el 11º de este estilo en lo que va de año de los llamados ejercicios de libertad de navegación, "demuestra el compromiso estadounidense con un Indo-Pacífico libre y abierto", dice el comunicado.

La maniobra ocurre una semana después de la cumbre entre el presidente Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping, en la que ambos líderes intercambiaron advertencias sobre la situación en Taiwán.

El portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, condenó este hecho el martes y lo calificó de "intento deliberado de perturbar y minar la paz y estabilidad regionales".

"Estados Unidos debería corregir su error inmediatamente, dejar de provocar confusión, de ir más allá de los límites y de jugar con fuego", advirtió.

Taiwán, isla gobernada de forma democrática y reivindicada por Pekín, es foco de importantes tensiones entre las dos grandes potencias mundiales.

Buques de guerra estadounidenses cruzan a menudo el estrecho entre Taiwán y la China continental, despertando el enfado de las autoridades comunistas que consideran la isla y las aguas que la rodean como parte de su territorio.

En cambio, Estados Unidos y sus aliados ven esa ruta como aguas internacionales abiertas a cualquier pasaje. Británicos, canadienses, franceses y australianos también han cruzado recientemente el estrecho, provocando protestas de Pekín.