Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


Chávez considera una puñalada por la espalda las denuncias de Colombia

El presidente el jefe de Estado sostuvo que Colombia sacó el tema de las armas encontradas a las FARC, debido a que Venezuela elevó su voz de protesta por las bases "yanquis" que serían instaladas en el vecino país.

Chávez considera una puñalada por la espalda las denuncias de Colombia
El primer mandatario nacional, Hugo Chávez, calificó como "una jugada sucia, artera, traicionera, una puñalada por la espalda", las denuncias realizadas por el gobierno colombiano en relación con las armas incautadas a las FARC, las cuales provendrían de Venezuela.

Chávez indicó que, a su juicio, no es casualidad que ese hecho haya sido traído a colación por las autoridades colombianas cuando "comenzamos a levantar nuestra voz en contra de las bases `yanquis´en territorio colombiano, que en ese momento eran 3, ahora son 7, quizás mañana sean 10 ó 15"

"Eso no es casualidad. Es el gobierno colombiano tratando de chantajear. Ese es el estilo del Gobierno de Colombia".

El Presidente se refirió al reclamo del gobierno de Ecuador por el bombardeo de un campamento de las FARC en su territorio por parte de las fuerzas armadas colombianas. "Con toda razón Ecuador reclama ante el mundo, entonces comienzan a salir las supuestas computadoras de Raúl Reyes. El victimario se convierte en víctima".

"Es la misma táctica que se está aplicando en este caso. Lo que hemos hecho es protestar, elevar nuestra voz por la vía diplomática", sostuvo.

Chávez precisó que llamó al embajador Gustavo Márquez a consulta "para revisar todas las relaciones con Colombia. Tenemos derecho, porque pretenden que se instalen ahí siete bases". "Nos sentimos amenazados y es bueno que Colombia lo sepa".

Insistió en que los colombianos deberían decir si es verdad le quitaron o no los AT4 a los guerrilleros. "Hay una operación por parte del 'imperialismo yanki' en el que se me señalaría como narcotraficante. Me dijeron que me aplicarían la fórmula Manuel Noriega, a quien sacaron de Panamá como narcotraficante", recalcó.

Adelantó que para este jueves se espera en Miraflores la visita de "unos amigos" de Colombia, quienes están preocupados por la situación de las bases militares por parte de Estados Unidos en el país neogranadino.

Mostró a los periodistas internacionales unos documentos en los que aparentemente el gobierno colombiano le acusó en 1.995 de comandar el ataque a Cararabo. "Aquí tengo los papeles, si quieren se los puedo entregar. Yo me presenté porque no tenía nada que temer y mucho menos de matar a soldados venezolanos en la frontera", dijo.

Dijo, sin querer que se interprete como "injerencia en política interna de un país", que Estados Unidos debería de estar al frente de un proceso de paz en Colombia. "La solución de Colombia no es militar sino de una política negociada", recalcó.

Aseguró que "Estados Unidos no es amigo de nadie y Uribe sólo le es útil a sus intereses".

En materia petrolera, aseveró que Estados Unidos tiene como objetivo principal la Faja Petrolífera del Orinoco. "En Irak se concentraron en el petróleo y ahora nos convertimos en el segundo proveedor energético de Estados Unidos porque la producción de México ha bajado considerablemente. Lo he conversado con el presidente Calderón y hasta le he comentado que esa situación podría atentar contra el equilibrio energético de Latinoamérica. Claro, México tiene al enemigo chupándole el cuello".

Solicitó nuevamente al presidente Barack Obama a que lea el libro que le regaló durante la Cumbre de Líderes que se llevó a cabo en el mes de mayo de este año -"Las venas abiertas de América Latina", escrito por Eduardo Galeano-."Obama, léete el libro que te regalé, porque esas actitudes demuestran que no lo has leído. Si él desmonta el imperio -porque es joven e inteligente- seguro que lo mata el imperio", dijo.