Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Condenan a Silvio Berlusconi

La acusación era por aumentar artificialmente el precio de los derechos de difusión de filmes para evadir impuestos.

Condenan a Silvio Berlusconi
El exprimer ministro italiano y magnate de las comunicaciones Silvio Berlusconi fue condenado este viernes a cuatro años de cárcel por fraude fiscal en la adquisición de derechos televisivos para su imperio audiovisual Mediaset, una sentencia que fue reducida a un año gracias a una amnistía pero que provocó revuelo en la península.

La dura sentencia fue pronunciada tan solo tres días después de que Berlusconi anunciara oficialmente su retiro de las elecciones legislativas de abril de 2013.

El tribunal de Milán (norte) dispuso también la prohibición a Berlusconi de ejercer cargos públicos durante los próximos cinco años, en vez de tres como se anunció inicialmente, precisó la misma fuente, que aclaró que de los cuatro años de condena tres han sido amnistiados.

Las dos medidas no podrán ser aplicadas inmediatamente debido a que se trata de una sentencia en primer grado y quedan dos instancias para que pueda recurrir.

De hecho, ayer mismo los abogados de Berlusconi anunciaron que presentarán un recurso de aquí al 9 o 10 de noviembre, según la prensa local.

La defensa tiene un plazo de 15 días para presentar la apelación del veredicto pronunciado en primera instancia, es decir, hasta el 10 de noviembre. Pero según fuentes citadas por la prensa italiana, los abogados presentarán su recurso y sus motivaciones el 9 de noviembre.

Berlusconi fue juzgado por aumentar artificialmente el precio de los derechos de difusión de filmes, comprados por sociedades pantalla de su propiedad y vendidos a su imperio audiovisual Mediaset, un sistema que permitía al grupo reducir los beneficios en Italia y pagar menos impuestos.

Para ello el grupo habría organizado en el extranjero una contabilidad paralela, según los jueces, que iniciaron las investigaciones hace casi 10 años.

El juez de Milán Edoardo d´Avossa dijo a una sala abarrotada que entre 2000 y 2003, hubo “una cantidad muy significativa de evasión fiscal” y “un mecanismo de fraude increíble” en torno ala compraventa de derechos de emisión.

El auto del magistrado señala que Berlusconi mostró una “capacidad natural para el delito”.

“Ha sido un juicio político, increíble e intolerable”, reaccionó Berlusconi, que tachó la condena de “intolerable ensañamiento judicial” “No se puede seguir así. Con jueces como estos este país se vuelve bárbaro e insoportable, deja de ser una democracia”, protestó.

“Se trata de una sentencia increíble, que contradice los resultados del proceso”, denunciaron por su parte los abogados defensores Piero Longo y Niccoló Ghedini.

La condena es mayor incluso a la que pidió la fiscalía, que era de tres años y ocho meses de cárcel, ya que considera al exprimer ministro el responsable de haber inventado el complejo sistema de transacciones para engañar al fisco italiano.

La justicia ordenó igualmente el pago de 10 millones de euros ($12.9 millones) por gastos procesales.

El tribunal absolvió al presidente y antiguo amigo de Berlusconi Fedele Confalonieri, para quien la fiscalía pedía una sentencia de tres años y cuatro meses.

El juicio se inició hace seis años, y tras varias suspensiones, comenzó de nuevo en febrero pasado. Otros 10 ejecutivos del grupo fueron juzgados.