Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


En nebulosa investigación en México de incendio que dejó 43 niños muertos

La guardería ABC, ubicada en una calle sin asfalto del sur de Hermosillo, capital de Sonora, ha desatado numerosos cuestionamientos en torno a si cumplía con las condiciones para funcionar como estancia infantil. Karam había dicho el sábado que de acuerdo con la última evaluación la guardería cumplía con las condiciones de seguridad, pero este domingo matizó al decir que las autoridades municipales fueron las que avalaron ese reporte realizado el 26 de mayo.

En nebulosa investigación en México de incendio que dejó 43 niños muertos
A cuatro días del incendio en una guardería que mató a 43 niños en el estado mexicano de Sonora (norte), las investigaciones sobre los motivos del siniestro se mantienen en una nebulosa y las autoridades guardan total hermetismo sobre las causas del siniestro.

"Lo importante es que nos atengamos a la investigación y que sepamos qué fue lo que pasó y se deslinden responsabilidades", dijo el domingo por la noche Daniel Karam, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

"Hasta ahora, el reporte es de 43" niños fallecidos, "la mayoría han muerto por intoxicación, pocos por quemaduras", dijo el lunes por la mañana a la emisora Televisa el gobernador de Sonora, Eduardo Bours.

La guardería ABC, ubicada en una calle sin asfalto del sur de Hermosillo, capital de Sonora, ha desatado numerosos cuestionamientos en torno a si cumplía con las condiciones para funcionar como estancia infantil.

Karam había dicho el sábado que de acuerdo con la última evaluación la guardería cumplía con las condiciones de seguridad, pero este domingo matizó al decir que las autoridades municipales fueron las que avalaron ese reporte realizado el 26 de mayo.

Por su parte, el gobernador Bours explicó que de las primeras investigaciones se desprende que el personal de la guardería se percató del siniestro hasta cuando éste era prácticamente incontrolable ya que el humo proveniente de la bodega donde se originó el incendio no había pasado aún a la zona donde estaban los menores.

"Se cayó el techo en su totalidad casi de golpe, no hubo aviso. El humo estaba por encima del paso plafón, no se dieron cuenta", añadió Bours.

Según versiones de la prensa local, el Seguro Social mexicano habría concesionado la guardería a tres empresarios, una de los cuales sería pariente de la primera dama de México, Margarita Zavala.

"Desconozco si hay algún parentesco" del dueño con Zavala, sostuvo Karam en una conferencia de prensa el domingo.

En cambio, Bours confirmó este lunes que dos de los propietarios trabajan en el gobierno de Sonora, uno de ellos casado con una mujer que sí "tiene un parentesco con la esposa del presidente", mientras que el tercero ocupó un cargo en el Partido Revolucionario Institucional, que gobierna Sonora (opositor a nivel federal).

"No somos tapadera de nadie, somos los más interesados en que se llegue al final de las investigaciones", añadió Karam de su lado, designado por el presidente Felipe Calderón como su enviado en el lugar de la tragedia.

Las guarderías del IMSS son una prestación social que el estado mexicano ofrece a las madres trabajadoras y, en algunos casos, como el de ABC, son concesionadas a particulares.

El inmueble, un espacio tipo galpón de unos 150 metros cuadrados, albergaba a 123 niños al momento del incendio --una cifra que fue precisada el domingo-- y sólo tenía una puerta de emergencia que no fue abierta el día del accidente.

Además sólo cuenta con cinco pequeñas ventanas en la parte alta del muro, y tiene un techo de dos aguas construido con láminas.

La falta de acceso obligó a un joven a tirar parte del muro lateral con su camioneta para poder sacar a los niños, que fueron rescatados por vecinos, padres de familia y trabajadores de una gasolinera que se encuentra enfrente de la guardería.

En el interior había paredes de tablaroca y muebles de materiales sumamente inflamables, que una vez extendido el fuego provocaron una lluvia de gotas de plástico derretido sobre algunos de los pequeños indefensos, muchos de los cuales aún no caminaban.

La mayoría de los menores no sufrió las voraces llamas, pero sí fueron víctimas de los gases altamente tóxicos, reconoció Raymundo López, secretario de Salud de Sonora.

"La intoxicación por humo es básicamente por los plásticos que se tienen tanto en el polietileno, como los falsos plafones que es un compuesto de asbesto" (considerado material nocivo para los pulmones), explicó López.