Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Estado de salud de Nelson Mandela, sin cambios ni deterioro

JOHANESBURGO, Sudáfrica. El estado de salud del emblemático expresidente sudafricano Nelson Mandela no ha cambiado tras una semana de mejoría, dijo este martes el Gobierno, que negó además los informes de medios de que el líder de la lucha contra el apartheid había sufrido una recaída en su neumonía.

Estado de salud de Nelson Mandela, sin cambios ni deterioro
JOHANESBURGO, Sudáfrica. – El estado de salud del emblemático expresidente sudafricano Nelson Mandela no ha cambiado tras una semana de mejoría, dijo este martes el Gobierno, que negó además los informes de medios de que el líder de la lucha contra el apartheid había sufrido una recaída en su neumonía.

“Su condición es estable como informamos ayer (lunes)”, dijo a Reuters el portavoz de la presidencia de Sudáfrica, Mac Maharaj.

Consultado sobre un reporte publicado en la página de internet de NBC News que indicaba que el líder de 94 años aún sufría la acumulación de fluido en sus pulmones, Maharaj dijo: “Es desafortunado que haya informes circulando en algunos medios que sugieren un deterioro, que no es cierto”.

El Premio Nobel de la Paz ingresó en el hospital en la noche del miércoles por una recurrencia de una cuadro de neumonía. Los médicos dijeron el sábado que habían drenado el líquido en exceso de sus pulmones y que Mandela estaba respirando sin dificultad.

Este es el tercer ingreso hospitalario en cuatro meses para el carismático exmandatario, que se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica en 1994, luego de ser un preso político durante casi 30 años.

Si bien no ha estado políticamente activo en la última década, Mandela aún es venerado en su país y en el exterior por su liderazgo en la lucha contra el apartheid y sus esfuerzos en pos de la reconciliación racial.

Mandela tiene antecedentes de problemas pulmonares que datan de cuando contrajo tuberculosis mientras estaba en prisión. El líder permaneció 27 años encarcelado en Robben Island y otras prisiones por sus intentos por derrocar el Gobierno de la minoría blanca en su país.