Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Funcionario afgano: Frustrado ataque, confiscados explosivos

Tres de los cinco detenidos con 10 toneladas de explosivos eran talibanes paquistaníes, y los otros dos pertenecían al Talibán afgano, dijo el vocero del Director de Seguridad Nacional Shafiqullah Tahiry en una conferencia de prensa. No aclaró cuándo fueron practicadas las detenciones, ni su presunto objetivo.

Funcionario afgano: Frustrado ataque, confiscados explosivos
Las fuerzas de seguridad afganas detuvieron a cinco insurgentes con 10 toneladas de explosivos que trajeron de Pakistán para perpetrar tanto un gran ataque en esta ciudad como el asesinato del vicepresidente del gobierno afgano, dijo el sábado un funcionario.

La información sobre los nuevos ataques en la capital afgana fueron difundidas una semana después que los insurgentes relacionados con una banda terrorista paquistaní perpetraran varios atentados coordinados en Kabul y otras ciudades.

Funcionarios estadounidenses dijeron que aumentaron las presiones a Islamabad para que actúe contra el grupo, la red Haqqani, especializada en ataques de gran resonancia contra objetivos muy bien protegidos.

Tres de los cinco detenidos con 10 toneladas de explosivos eran talibanes paquistaníes, y los otros dos pertenecían al Talibán afgano, dijo el vocero del Director de Seguridad Nacional Shafiqullah Tahiry en una conferencia de prensa. No aclaró cuándo fueron practicadas las detenciones, ni su presunto objetivo.

"Piensen lo que habría ocurrido de haber sido detonados 10.000 kilos (22.000 libras) de explosivos, que se encontraban ya dentro de Kabul", agregó. "El desastre que podría haber ocurrido".

Según Tahiry, los explosivos confiscados estaban en 400 bolsas escondidas en un camión cargado de papas con placas de Pakistán.

Según Tahiry, los hombres confesaron que "pensaban realizar un ataque terrorista en un punto clave de Kabul".

Agregó que los tres paquistaníes detenidos y miembros del grupo recogieron los explosivos en las afueras de la ciudad paquistaní de Peshawar, y obedecían a dos dirigentes locales del Talibán llamados Noor Afzal y Mohammad Omar, que según Tahiry están ligados con la agencia de Servicios de Inteligencia paquistaní.