Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Huelga general griega se torna violenta

El país ha dependido de los préstamos provenientes de otros países de la eurozona y del Fondo Monetario Internacional desde mediados de 2010. Sin ellos, Grecia se vería obligado a caer en cesación de pagos de su deuda soberana, algo que posiblemente significaría su salida del bloque de 17 países que utilizan el euro.

Huelga general griega se torna violenta
La Policía griega chocó el miércoles con manifestantes que lanzaban cocteles molotov y botellas en el centro de Atenas después que una huelga general contra las medidas de austeridad del gobierno se tornó violenta.

Los policías antidisturbios utilizaron gases lacrimógenos y gas pimienta contra decenas de manifestantes tras estallar la violencia cerca del Parlamento. Los inconformes también incendiaron árboles en los Jardines Nacionales y usaron ??martillos para romper baldosas y paneles de mármol para usar los pedazos como proyectiles contra la Policía.

Cerca de 50.000 personas se unieron a una marcha sindical organizada en el centro de Atenas, efectuada durante una huelga general contra las nuevas medidas de austeridad previstas en el país golpeado por la crisis. La huelga, la primera en gran escala desde que se formó el gobierno de coalición en junio, obligó a cerrar las escuelas e interrumpió los vuelos y la mayoría de los servicios.

La gran mayoría de los griegos -desde comerciantes y farmacéuticos hasta maestros, trabajadores aduanales y mecánicos- se unieron a la manifestación, vista como una prueba de tolerancia pública a los próximos problemas que asoman en el panorama, después de dos años de duros recortes al gasto público y aumentos en los impuestos.

"¡Pueblo, lucha, ellos beben tu sangre!", corearon algunos manifestantes mientras golpeaban tambores.

Mientras la huelga transcurría el miércoles, el primer ministro y el ministro de Finanzas elaboraban un paquete de recortes al gasto de 11.500 millones de euros (1.4870 millones de dólares), exigidos por los prestamistas internacionales del país.

Los políticos griegos pasan dificultades para alcanzar más medidas de austeridad que sean aceptables para los acreedores que acudieron en su rescate, por lo que han surgido desacuerdos entre los tres partidos que conforman la coalición de gobierno.

El país ha dependido de los préstamos provenientes de otros países de la eurozona y del Fondo Monetario Internacional desde mediados de 2010. Sin ellos, Grecia se vería obligado a caer en cesación de pagos de su deuda soberana, algo que posiblemente significaría su salida del bloque de 17 países que utilizan el euro.

Los prestamistas del país han exigido más reformas fiscales a cambio de destinar más fondos del plan de rescate. El próximo pago, de 31.000 millones de euros, depende de que Atenas aplique nuevos recortes.