Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Papa pide la renovación de toda la Iglesia católica

El papa animó a los fieles a no tener miedo para afrontar las tentaciones y combatir contra el espíritu del mal y que lo importante es que el hombre lo haga junto a Cristo.

Papa pide la renovación de toda la Iglesia católica
EL VATICANO, (EFE). – Al menos 100 mil personas, según el alcalde Roma, asistieron hoy, domingo, en la plaza de San Pedro al penúltimo ángelus dominical de Benedicto XVI como papa, que “suplicó” a los fieles que recen por él y por el próximo pontífice e invitó en este tiempo de Cuaresma a toda la Iglesia a la renovación.

“Viva el papa” y “Benedicto, Benedicto” fueron los gritos de los fieles que, desde varias horas antes del mediodía (hora local), esperaban la aparición en la ventana de su apartamento del santo padre, quien presentaba buen aspecto físico, aunque el algunos momentos su tono de voz era bajo.

“Agradezco de corazón a todos su oración y afecto en estos días. Os suplico que continuéis rezando por mí y por el próximo papa, así como por los ejercicios espirituales, que empezaré esta tarde junto a los miembros de la Curia Romana”, afirmó en español.

El pontífice hizo votos para que en este tiempo de Cuaresma la contemplación de la pasión, muerte y resurrección de Cristo ayude a los fieles a seguir más de cerca a Cristo, subrayó que la Cuaresma es tiempo de conversión y penitencia y que la Iglesia "llama a todos sus miembros a renovarse y a renegar del orgullo y del egoísmo y vivir en el amor".

La Cuaresma, prosiguió el papa, es un tiempo favorable para descubrir de nuevo la fe en Dios y para luchar contra el espíritu de mal, “que se opone a la santificación de los hombres”.

Benedicto XVI exhortó a los fieles a no instrumentalizar a Dios para sus propios beneficios, “dando más importancia al éxito y a los bienes materiales” que a él.
“El tentador (el diablo) es un falso, no empuja directamente hacia el mal, sino hacia un falso bien, haciendo creer que lo que importa es el poder y lo que satisface las necesidades primarias. En ese contexto, Dios pasa a ser secundario, queda reducido a un medio y definitiva pasar a ser irreal, no cuenta más y desaparece”, manifestó.