Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Pedirán 900 años de cárcel para los etarras del atentado que mató a dos ecuatorianos en Barajas

El Ministerio Público les imputa dos delitos de asesinato terrorista, cuarenta y uno de tentativa de asesinato por las personas que resultaron heridas en el atentado y uno de estragos.

Pedirán 900 años de cárcel para los etarras del atentado que mató a dos ecuatorianos en Barajas
Madrid,  (EFE).- La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá 900 años de cárcel para los tres presuntos terroristas Mattin Sarasola, Igor Portu y Mikel San Sebastián acusados de perpetrar un atentado en el aeropuerto de Madrid-Barajas el 30 de diciembre de 2006, en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos.

El escrito firmado por el fiscal jefe de este tribunal, Javier Zaragoza, también solicita que los presuntos miembros de ETA indemnicen a los familiares de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio con 500.000 euros (unos 680.000 dólares) por cada uno de los fallecidos.

El Ministerio Público les imputa dos delitos de asesinato terrorista, cuarenta y uno de tentativa de asesinato por las personas que resultaron heridas en el atentado y uno de estragos.

Por estos hechos también están procesados el ex jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", y Joseba Aranibar, "Basurde", quien, junto con los tres acusados, integraba el "comando Elurra" formado en 2002.

El 30 de diciembre de 2006 la banda terrorista ETA colocó una furgoneta-bomba en el aparcamiento de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Estacio y Palate murieron sepultados bajo los escombros de uno de los módulos del aparcamiento de esa terminal del aeropuerto, donde habían ido a recoger a familiares y amigos que llegaban de Ecuador.

Su muerte se produjo tras año y medio sin atentados mortales de ETA y supuso el final de facto de la tregua que la organización había anunciado nueve meses antes.

El fiscal ha presentado su escrito ante la sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, que tiene que fijar la fecha en que se juzgará a los terroristas.