Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Taxistas protestan y causan caos en Costa Rica

Decenas de taxistas provocaron el lunes un caos vial en la zona este de esta capital para exigir al gobierno el envío inmediato de un proyecto de ley al Congreso para eliminar "el porteo", que permite en la actualidad el servicio informal de ese tipo de transporte público.

Taxistas protestan y causan caos en Costa Rica
Decenas de taxistas provocaron el lunes un caos vial en la zona este de esta capital para exigir al gobierno el envío inmediato de un proyecto de ley al Congreso para eliminar "el porteo", que permite en la actualidad el servicio informal de ese tipo de transporte público.

Los vehículos, de color rojo, colapsaron las vías que conducen a Casa Presidencial, bloqueando ambos sentidos del tránsito, registrándose amagos de peleas y discusiones entre automovilistas y los taxistas. Lo mismo ocurrió en otras zonas del país y los taxistas anunciaron medidas más drásticas a partir del martes si no logran su objetivo.

"Estamos a la espera de que el gobierno presente hoy mismo el proyecto de ley ante el Congreso y luego que los diputados formen una comisión que dictaminaría ese proyecto en un mes", explicó a periodistas el dirigente de los transportistas, Gilbert Ureña.

El 5 de febrero la capital vivió una jornada intensa con protestas de los taxistas formales y también de los informales, llamados en el país "piratas" o "porteadores", debido a que para operar se amparan en la figura del "porteo" para el transporte de personas contenida en el Código de Comercio.

Luego de esta protesta, el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias explicó que las autoridades se comprometían a enviar el proyecto para eliminar esa figura del Código de Comercio, aunque se permitiría a las empresas de porteo ya existentes seguir trabajando.

Los transportistas pretenden que los informales cumplan requisitos que ellos deben asumir para poder dar servicio, como lo es contar con seguros y renovarlos cada seis meses, así como ir cada medio año a una revisión técnica.

El problema ha estado vigente por años y cada cierto tiempo uno u otro grupo protagoniza protestas.