Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Temor en Estados Unidos a que expansión del coronavirus sea mayor a la que indican datos oficiales

El presidente Trump ha firmado este viernes una ley aprobada de urgencia la víspera por el Senado que destina 8.300 millones de dólares para afrontar la propagación de la enfermedad

Temor en Estados Unidos a que expansión del coronavirus sea mayor a la que indican  datos oficiales

Presidente estadounidense Donald Trump y el Vicepresidente Mike Pence. Foto: Cortesía

WASHINGTON: Al mismo ritmo al que se expande el coronavirus en Estados Unidos, se extiende el temor a que su impacto sea mayor de lo que sugieren las cifras oficiales. El propio vicepresidente Mike Pence, al que Donald Trump encargó liderar la respuesta federal a la crisis, ha advertido de que a medida que se expandan las pruebas de diagnóstico por el país, van a aparecer más casos.

No tenemos suficientes tests hoy para hacer frente a lo que anticipamos será la demanda en adelante”, reconoció Pence el jueves, en una visita a una planta de material médico en Minesota. Hasta este viernes, se han certificado 14 fallecimientos y 233 contagios por el SARS-CoV-2 en 17 Estados del país, la gran mayoría en Washington y California, en la costa oeste.

El presidente Trump ha firmado este viernes una ley, aprobada de urgencia la víspera por el Senado, que destina 8.300 millones de dólarespara afrontar la propagación de la enfermedad.

Más de 3.000 de esos millones serán destinados al desarrollo de vacunas, tratamientos y pruebas de diagnóstico para detectar los contagios. El presidente canceló una visita que tenía prevista este viernes al Centro de Control de Enfermedades y Prevención (CDC), en Atlanta, alegando que no desea interferir en las labores de la agencia para frenar la expansión del virus.

El CDC ha sido proactivo y ha estado preparado desde muy al principio y el presidente no quiere interferir con la misión del centro de proteger la salud y el bienestar de la gente”, ha dicho un oficial de la Casa Blanca.

Hay cerca de 28 millones de ciudadanos estadounidenses sin seguro médico, y muchos otros tienen seguros con primas que les obligan a pagar una parte de los gastos médicos. Aunque las pruebas diagnósticas son gratuitas, la visita a las urgencias de los hospitales puede tener costes asociados para los pacientes.

En los medios de comunicación circulan historias de pacientes que han acudido a hacerse las pruebas y se encuentran, días después, en el buzón de su casa, facturas de compañías de ambulancias u otros servicios derivadas de su visita al hospital.