Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


Trump levanta las sanciones a Turquía

Turquía lanzó una ofensiva militar contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria el pasado 9 de octubre, días después de que las tropas de Estados Unidos se retiraran de la zona

Trump levanta las sanciones a Turquía

Trump levanta las sanciones a Turquía. Foto: Cortesía

WASHINGTON: El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este miércoles que Turquía se ha comprometido a “un alto el fuego permanente” en Siria y, en consecuencia,  ordenó un levantamiento d elas sanciones que Washington impuso el día 14 por Washington a tres ministros turcos, en castigo a la ofensiva militar contra los kurdos en el noreste de Siria. No obstante, el mandatario aseguró que se reserva el derecho de “reimponer sanciones debilitantes” si la situación empeora.

El Gobierno de Turquía informó a mi Administración de que van a detener los combates y hacer permanente el alto el fuego”, insistió Trump, justo un día después de que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, pactará con su homólogo ruso Vladimir Putin, un acuerdo para patrullar de forma conjunta la llamada franja de seguridad en la frontera turco-siria.

El mandatario, no obstante, matizó su optimismo al relativizar el significado de la palabra permanente en “esa parte del mundo”. “Se van a levantar las sanciones a menos que suceda algo con lo que no estemos contentos”, declaró durante una comparecencia en la Casa Blanca. “Nos reservamos el derecho de reimponer sanciones debilitantes, incluidos más aranceles al acero y el resto de productos de Turquía” si la ofensiva militar se reanuda.

Trump daba así por buena la versión de Ankara mientras sobre el terreno las fuerzas rusas, aliadas de Damasco, avanzaban hacia la frontera para garantizar el cumplimiento del acuerdo alcanzado en Sochi. El Gobierno turco ha subrayado este miércoles por medio del titular de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, que confía en la ayuda rusa para la aplicación del mismo.

Pese a la presencia sobre el terreno de diferentes actores, Trump quiso dejar claro a quién había que atribuir los méritos de ese alto el fuego supuestamente permanente, ya que insistió en que ha sido producto de las gestiones de Estados Unidos, no de “ninguna otra nación”.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, en la que no aceptó preguntas, el presidente insistió en su discurso de las últimas semanas, según el cual ha llegado la hora de marcharse de un lugar en el que a Estados Unidos no se le ha perdido nada y que sean otros países los que se ocupen de “ese largo conflicto sangriento”. “No somos la policía del mundo”, recalcó Trump.

Turquía lanzó una ofensiva militar contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria el pasado 9 de octubre,  días después de que las tropas de Estados Unidos (YPG) y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), las fuerzas militares de los kurdos de Siria a las que Ankara acusa de terrorismo por sus vínculos con el PKK, grupo armado que atenta en Turquía desde 1983 y que Washington y Bruselas incluyen en la lista de organizaciones terroristas.

Como castigo, EE UU  impuso el pasado día 14, aranceles al acero de Turquía por sus “acciones desestabilizadoras en el noreste de Siria”. Además, sancionó a tres ministros del Ejecutivo de Erdogan y ordenó detener “inmediatamente” las negociaciones de un acuerdo comercial con Turquía.

Trump dijo también que el comandante de las FDS le informó de que los militantes del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) encarcelados por los kurdos siguen en prisión, a pesar de la huida de decenas de radicales aprovechando la ofensiva. Las milicias kurdas fueron aliadas de EE UU contra el ISIS desde 2014.

Yolanda Monge: elpais.com