Escucha ahora

Panamá Hoy Edición Vespertina


Rechazan designación de procurador Bonissi por maltrato doméstico

La ex esposa del denunciado, Ana Elizabeth González Concepción, detalló los maltratos que recibió de su ex cónyuge, quien fue sobreseído provisionalmente en 2002.

Rechazan designación de procurador Bonissi por maltrato doméstico
Organizaciones feministas panameñas rechazaron que el jurista Giuseppe Bonissi sea designado Procurador General de Panamá, debido a que en 2001 enfrentó una denuncia en los tribunales por violencia doméstica.

Gladys Miller, de la Red contra la Violencia, calificó de "preocupante" que personas violentas ocupen puestos de gran responsabilidad en materia de justicia, indicó DPA.

El pronunciamiento se produjo luego del anuncio oficial de que Bonissi sustituiría a la procuradora Ana Matilde Gómez, quien fue separada del cargo por orden de la Corte Suprema de Justicia, tras una denuncia de intercepción telefónica aplicada a un ex fiscal acusado de concusión.

Un informe divulgado por el diario local La Prensa, precisó que el 8 de octubre de 2001, la Fiscalía Primera de Familia abrió el expediente por el delito contra el orden jurídico familiar y el estado civil (violencia doméstica), en contra de Bonissi, un colaborador del presidente de la república, Ricardo Martinelli.

La ex esposa del denunciado, Ana Elizabeth González Concepción, es actualmente funcionaria de la Corte Suprema de Justicia y labora en el despacho del magistrado Alberto Cigarruista. La mujer detalló los maltratos que recibió de su ex cónyuge, quien fue sobreseído provisionalmente en 2002.

Al respecto, la ex diputada Teresita Yániz reseñó que es "inaceptable" que Bonissi asuma el mando de la Procuraduría General, una institución que debe velar por el respeto de los derechos humanos y el castigo a los infractores de la ley.

Gilma De León, integrante de la Alianza de Mujeres y de la Fundación para la Equidad, sostuvo que un procurador "debe llevar una vida personal y profesional prístina". Añadió que las mujeres panameñas exigen que el hecho sea debidamente investigado.

Una denuncia por violencia doméstica le costó en 2006 el cargo a Liborio García, ex Defensor del Pueblo (Ombudsman), cuando un grupo de mujeres descubrió que había una acusación por maltrato presentada por su ex pareja, a quien el presunto defensor de los derechos humanos violentaba por no darle hijos.