Escucha ahora

Boletín Agropecuario

Ing. Mario Etchelecu, Ing. Fabio Garibaldo


Hace Gloria Trevi en "show" espectacular recuento de su trayectoria

La cantautora mexicana Gloria Trevi hizo un espectacular recuento de su carrera artística en los años 90 y el periodo actual, durante el primer concierto que ofreció ante 10 mil fans, como parte de su "Agárrate world tour 2013".

Hace Gloria Trevi en show espectacular recuento de su trayectoria
 La cantautora mexicana Gloria Trevi hizo un espectacular recuento de su carrera artística en los años 90 y el periodo actual, durante el primer concierto que ofreció ante 10 mil fans, como parte de su "Agárrate world tour 2013".

Pese a que se encontraba enferma de la garganta, lo cual dificultó su interpretación en algunos temas, la regiomontana de 45 años se entregó al máximo, durante dos horas y media, a su público incondicional mediante un repertorio de casi 30 melodías.

Sin escatimar gastos en producción ni vestuario, pues lució más de 10 cambios de ropa, "La Trevi" sobresalió la noche del jueves en el escenario del majestuoso Auditorio Nacional, como una de las mejores artistas mexicanas de la época actual.

Previo a la celebración por el Día Internacional de la Mujer, en varios de sus discursos dejó en claro ser una guerrera que resurgió en medio de la tempestad y sacó adelante a sus dos hijos tras ser acusada en 1999 de abuso, secuestro y violación de menores.

El espectáculo inició tras una cuenta regresiva de cinco minutos proyectados en una megapantalla de LED, que además presentó viñetas con los diferentes cambios de imagen que ha tenido Gloria en más de 25 años de carrera como solista, mientras se escuchaban los acordes de varios de sus éxitos.

Con "Punto G", "Agárrate" y "Pelo suelto" inició la fiesta. "¡A soltarse el pelo, raza, vamos!", expresó la cantante que lucía un body negro con pedrería en tonos plateados y botas largas, mientras su grupo de bailarines descendía desde el techo con el apoyo de cuerdas y arneses.

"Capirucha, esta noche es de nostalgias, por eso esta gira se llama ‘Agárrate’. Raza, para poderte cantar ‘Pelo suelto’, hubo un momento en mi vida en el que tuve que renunciar a muchas cosas por ti, cosas que uno ama.

"Pero bueno, al fin y al cabo con la esperanza de algún futuro recuperarlas", expresó para luego brindar con los asistentes y compartir dicha canción con la que luciendo una chaqueta con listones de colores, bajó del templete para saludar a quienes ocupaban las primeras filas.

Visiblemente incómoda con el micrófono de diadema que sostenía de manera constante, incluso, solicitó a los ingenieros de la consola de audio más volumen para su voz, Gloria presentó "Hoy me iré de casa", que escribió a los jóvenes que aseguran nadie los comprende.

Acto seguido, con su tercer cambio de vestuario, simulando una camisa de fuerza en tonos beige, entregó su primer gran éxito: "Dr. psiquiatra" (1989). Como parte del perfomance, Gloria no cesó en hacer piruetas, tirarse al piso, abrirse de piernas y girar la cabeza demostrando su excelente elasticidad.

Para finalizar el número escupió agua y después, regó el líquido desde una botella a los asistentes de la zona preferente.

"La fama, el dinero y el éxito, no son nada si uno no tiene amor, si no tienes amigos. Hubo un tiempo en el que yo me bajaba del escenario y cuando todos se iban me quedaba con esa amiga y le suplicaba un favor, el de la soledad", comentó cuando ya portaba un vestido rosado, guantes y botas.

Llegó entonces el momento para que acompañada de tres coristas y seis músicos cantó "Vestida de azúcar" y "Aurora". Esta última, recordó, la interpretó por primera vez tocando el piano en un programa de Verónica Castro.

"Se la compuse a uno de los héroes más importantes de mi vida, esta mujer fue muy importante para la Gloria Trevi niña y en homenaje a ella pedí que mi personaje en la telenovela ‘Libre para amarte’ se llame así. Es para mi bisabuela Aurora, quien me habló de la caridad, la esperanza y de Dios".

Luego de entregar "5 minutos", explicó la historia de "Me siento tan sola". Mencionó que se la dedicó a las madres, pero muy en especial a las madres solteras que saben que lo más importante y bello de la vida es la bendición de poder tener un hijo sin importar las circunstancias.

"La escribí sin imaginar que un día yo también me convertiría en una madre soltera. Antes de encontrar al amor que tengo a mi lado, supe lo que era ser madre, padre y guerrera por un hijo.

"No importa lo que pase, no cambien a su hijos, no le tengan miedo a esa sociedad hipócrita que dice no al aborto, pero te señala como si fueras una cualquiera cuando eres una madre soltera", subrayó.

Sus contemporáneos, jóvenes, adolescentes, infantes, familias completas y cientos de integrantes de la comunidad gay ovacionaron de pie a la originaria de Nuevo León, cuyas imágenes de su carrera fueron proyectadas con palabras como:

"Soñadora, romántica, enérgica, inspiradora, compositora, intérprete, cantante, actriz, una estrella, famosa, exitosa, ganadora, libre de opinar, rebelde, irreverente, vetada, admirada y solitaria", entre otros calificativos.

Al exclamar que sería maravilloso tener un mundo bonito, de paz y lleno de amor para sus hijos, comenzaron a sonar los tambores como preámbulo para “Hoy no voy a gritar", cuyo performance concluyó ondeando banderas blancas.

"El recuento de los daños", "Amor apache", "Con los ojos cerrados" y un "medley" de complacencias, integrado por "A la madre", "Chica embarazada" y "Lloran mis muñecas" vistieron aún más la noche de nostalgia musical.

Luego de la proyección de un video que simulaba una llamada de emergencia al 911, Gloria Trevi regresó al escenario disfrazada de catrina para interpretar con nuevos arreglos "Tu ángel de la guarda", canción enmarcada por una corona de flores de colores, moños rosas y bailarines disfrazados de calacas.

Fue entonces el momento perfecto para enlazar "El último beso" y más tarde la versión en español de "Satisfaction", de The Rolling Stones, con lo que aprovechó para subir al escenario a un joven de entre el público a quien retiró los lentes, la camisa, la playera y pretendió introducirle el micrófono en sus jeans, a lo que éste se rehusó.

Imágenes de cuando salió de prisión en Brasil y fue trasladada a la cárcel de Chihuahua y años después absuelta y exonerada de los cargos que se le imputaban enmarcaron el emblemático tema "Todos me miran", ataviada con sombrero de copa, frac y bastón, aunque por detrás lucía un traje con el que simulaba estar desnuda y cubierta sólo por un calzón.

"Les digo a todos aquellos, a los que me odian y a los que me aman que gracias a ellos estoy aquí, de pie, más fuerte y más ca... que la que era antes", sentenció a través de un video.

Ya casi para finalizar el concierto, expresó: "Les estoy chin... el tímpano con esta garganta, pero saben que si no canto con la garganta, lo hago con los huevos, porque ultimadamente, para decir lo que tengo que decir sólo se necesita el corazón".

Con "Gloria", "¿Qué voy a hacer sin él?" y un popurrí de sus éxitos actuales: "Pruébamelo", "La noche", "Cambio y fuera" (con el que pidió a todos encender la luz de sus teléfonos móviles en medio de la oscuridad), "Lo que una chica por amor es capaz" y "Me río de ti" pretendía concluir su "show".

Pero ante la insistencia de una más por parte de la gente aún eufórica, Gloria Trevi volvió al escenario para despedirse con "Mañana" y resaltar que esa melodía la compuso para su raza a quien recalcó amar con todo su corazón.

La cantante, que recién estuvo en el Festival Viña del Mar en Chile, donde fue premiada, ofrecerá, como parte de su gira, otro concierto en el Auditorio Nacional el 27 de junio próximo.