Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Empresa de videojuegos fue víctima de un ciberataque que afectó a algunos de sus sistemas

Las proyecciones estiman que la industria de los videojuegos tendrá un valor de 200 mil millones de dólares para el 2023, lo que indica que tanto las compañías como los usuarios que se dedican a disfrutar de los juegos sean un objetivo atractivo para los actores maliciosos

Empresa de videojuegos fue víctima de un ciberataque que afectó a algunos de sus sistemas

Empresa de videojuegos fue víctima de un ciberataque que afectó a algunos de sus sistemas . Foto: Cortesia

La compañía líder en detección proactiva de amenazas ESET, analiza el incidente de seguridad informático que afectó al desarrollador de videojuegos japonés, Capcom.

El desarrollador de franquicias de videojuegos populares tomó medidas rápidas para evitar que el ataque se extendiera a través de sus sistemas.

El creador de una larga lista de populares franquicias tomó medidas rápidas para evitar que el ataque se propague por sus sistemas.

Recientemente algunas de las redes del Grupo Capcom experimentaron problemas que afectaron el acceso a ciertos sistemas, incluidos el correo electrónico y los servidores de archivos.

Hasta el momento no han revelado al culpable detrás del ataque o el método a través del cual lograron acceder a sus sistemas, pero la compañía confirmó que un tercero desconocido obtuvo acceso no autorizado a sus sistemas, lo que llevó a la compañía suspender algunas de sus operaciones en sus redes internas.

La empresa aseguró a sus usuarios que el incidente no tuvo relación con las conexiones utilizadas para jugar los juegos del estudio en línea, ni impidió el acceso a sus sitios web. Sin embargo, emitió una disculpa a cualquiera que se haya sentido molesto por la situación. El distribuidor de videojuegos japonés también anunció que por el momento no pueden responder a solicitudes realizadas a través de su formulario de contacto.

Las proyecciones estiman que la industria de los videojuegos tendrá un valor de 200 mil millones de dólares para el 2023, lo que indica que tanto las compañías como los usuarios que se dedican a disfrutar de los juegos sean un objetivo atractivo para los actores maliciosos.

Cortesía de ESET Latinoamérica