Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


En 2020 se duplicaron detecciones de ataques de ingeniería social en Latinoamérica

Siempre evitar abrir enlaces o documentos en correos o mensajes de dudosa procedencia, por más tentadora que sea la oferta o importante que parezca el mensaje

En 2020 se duplicaron detecciones de ataques de ingeniería social en Latinoamérica

En 2020 se duplicaron detecciones de ataques de ingeniería social en Latinoamérica. Foto: Cortesia

Expertos de la  compañía ESET, analizaron las detecciones de ataques de ingienería social del pasado año e identificaron un importante crecimiento de este tipo de amenazas con respecto a 2019.

En 2020 se duplicaron las detecciones de ataques de ingeniería social en Latinoamérica con Perú, Brasil y México como los países que se registraron la mayor cantidad de detecciones de ataques.

El objetivo de esta estrategia es engañar a la víctima para que realice una acción no deseada, como la descarga de malware en el equipo, la entrega de sus credenciales de acceso, el envío de otro tipo de información personal, o desplegar en su dispositivo publicidad no deseada.

Estas son algunas de las  recomendaciones para prevenir ataques de ingeniería social:

Siempre evitar abrir enlaces o documentos en correos o mensajes de dudosa procedencia, por más tentadora que sea la oferta o importante que parezca el mensaje.

Implementar el doble factor de autenticación en todos los servicios y aplicaciones que lo permitan. De esta manera se eleva el nivel de seguridad de las distintas identidades digitales y se evita el acceso indebido en caso de sufrir la filtración de credenciales.

Intentar verificar por otros medios la autenticidad o procedencia de un mensaje y evitar caer en la tentación de responder o acceder inmediatamente sin antes verificar su legitimidad.

En líneas generales, las entidades financieras no solicitan por correo o mensajería instantánea información personal como: códigos de seguridad, claves, datos de tarjetas de crédito o de débito, etc.

El usuario debe ser responsable también en el manejo de toda su información y evitar entregar datos personales, sobre todo cuando la comunicación no es iniciada por el propio usuario.

Cortesía de ESET Latinoamérica