Escucha ahora

Panamá Hoy


Los inicios del mouse, el inseparable compañero de la PC

Un ingeniero eléctrico, imaginó una computadora lo suficientemente rápida como para reaccionar de inmediato a los comandos. Y una máquina así, pensó necesitaría un asiento de conductor

Los inicios del mouse, el inseparable compañero de la PC

Como fueron los inicios del mouse, el inseparable compañero de la PC. Foto: Cortesía

A fines de la década de 1950, las computadoras eran tan lentas que era posible salir a tomar un café, o incluso ir a casa a dormir, mientras se esperaba que la máquina de la oficina solucionara un problema.

Pero Doug Engelbart , un ingeniero eléctrico, imaginó una computadora lo suficientemente rápida como para reaccionar de inmediato a los comandos. Y una máquina así, pensó, necesitaría un asiento de conductor.

Engelbart siempre había sido hábil para solucionar problemas mecánicos. Su hija Christina me contó que cuando tenía 13 años, su vecino tenía un viejo Ford abandonado en el granero.

"Mi papá logró que funcionara otra vez", dijo. "Un auto en esos días. había que usar el volante, un arrancador y ambos pies en los pedales. Todo el cuerpo estaba involucrado". (Su padre, quien ahora tiene 88 años, ha dejado de dar entrevistas.)

Engelbart quería darle a la gente el mismo tipo de control físico sobre una computadora. En el año 1963, comenzó una serie de experimentos en su laboratorio, en el Instituto de Investigaciones Stanford (Stanford Research Institute, en idioma inglés), colocando a sujetos frente a un monitor parecido a un televisor de 1950.

La pantalla, que era redonda como un ojo de buey, mostraba palabras que aparecían y desaparecían. Varios dispositivos se utilizaban con el fin de mover el cursor (para corregir un error o para añadir una frase), lo cual requería tanta tecnología nueva que el costo de la estación de trabajo era de alrededor de 100.000 dólares.