Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Transformación Digital: Un paso obligado para la industria inmobiliaria

Globalmente el panorama inmobiliario cambió, tanto en los estilos y tiempos de construcción, como en lo que realmente quieren y valoran los clientes.

Transformación Digital: Un paso obligado para la industria inmobiliaria

Transformación Digital: Un paso obligado para la industria inmobiliaria. Foto: Cortesía

Uno de los efectos inesperados y marcados de la pandemia, ha sido la necesidad de la transformación digital en la industria inmobiliaria. Necesidad que se incrementó exponencialmente, dejando muy claro que ya no es una decisión a futuro, sino un proceso obligado, que toda empresa debe incorporar a sus procesos.

Muchas empresas ya venían incorporando acciones y un desarrollo de sus herramientas digitales, pero resultado de las medidas de distanciamiento, durante las estrictas cuarentenas, versus la contrastante necesidad de mantener sus ingresos y actividad económica, han tenido que acelerar su digitalización y sumarse a nuevas modalidades de trabajo para facilitar el contacto con clientes y fortalecer la promoción de sus inventarios.
De cara a los nuevos tiempos, al cambio de prioridades de las nuevas audiencias, es clave que los gestores inmobiliarios e inversores tengan una visión clara y anticipada sobre las tendencias emergentes, preparándose para manejarlas con éxito. 

Globalmente el panorama inmobiliario cambió, tanto en los estilos y tiempos de construcción, como en lo que realmente quieren y valoran los clientes.  También se percibe un incremento en la oferta disponible de propiedades, para alquiler o compra, versus una caída en la demanda y la reducción en la accesibilidad de financiamientos, cambios que seguirán ocurriendo durante los próximos años.

Esto se debe a que el sector inmobiliario es un negocio caracterizado por prolongados ciclos de desarrollo que van desde la planificación a la construcción y luego la venta o alquiler.  Por esto, es importante evolucionar incorporando constantemente avances tecnológicos que mejoren la eficiencia de los procesos operativos, aportando mayor valor al producto y facilitando la digitalización.

Migrar a nuevas tecnologías reduce muchas de las problemáticas recurrentes en los procesos inmobiliarios que se presentan a la hora de tramitar por ejemplo una hipoteca.  Con una adecuada experiencia en línea, la solicitud y presentación digital de documentos y una integración automática para la validación de ingresos e historial crediticio, todo el proceso se facilita tanto para el tramitador como para el cliente.

Gastón Delaporte, Country Manager de Compre o Alquile, aportó lo siguiente: “es importante adaptarse a las nuevas generaciones, teniendo en cuenta que son los millennials, en su mayoría, los clientes potenciales y que para llegar a ellos se tendrá que hacer a través de la transformación digital”.

La confianza en la inversión inmobiliaria está regresando poco a poco.  Esta es una de las industrias que se enfrenta a una serie de cambios fundamentales, que determinarán su estabilidad a futuro, como la comunicación inmediata y acceso oportuno a una información completa y transparente.

Efectos en lo financiero.
La tecnología evoluciona constantemente y tiene el poder de transformar las actividades de los actores activos inmobiliarios, facilitando por ejemplo el teletrabajo, al tiempo que también se incorporarán técnicas de gestión de información como el almacenamiento de datos para su análisis.  La industria inmobiliaria es un sector en el que un número considerado de personas gestionan una gran cantidad de información relacionada por ejemplo a: los inquilinos, propietarios, interés en el perfil de algunos edificios, compra y venta, entre otros datos que se debe tomar en cuenta e incrementar su análisis para determinar las nuevas estrategias.

De esta manera el Big Data permite que la industria inmobiliaria sea más transparente y eficiente en el uso de la información. Actualmente, los compradores, propietarios, agentes, inversionistas, arquitectos y las inmobiliarias pueden acceder a una gran cantidad de información rigurosa y en tiempo real; con la intención de tomar decisiones de forma más rápidas, menos riesgosas y más efectivas.

“Entre los beneficiosos primordiales se encuentran nuevos precios a la medida. Los propietarios, que desean alquilar o vender, pueden establecer un precio justo basado en el análisis digital, para que su inmueble según los costos y características de la zona, o el año de construcción, pueda ser bien ofrecido”, mencionó Gastón Delaporte, Country Manager de Compre o Alquile.

Por su parte, los desarrolladores contarían con los datos precisos para detectar tendencias de mercado y necesidades de la demanda.  Más la rentabilidad al anticiparse a los cambios, facilitando que los inversionistas puedan planificarse con base a datos objetivos y no sólo en percepciones, minimizando los riesgos financieros y obteniendo mayor ganancia.

No menos importante con información transparente se incrementa la confianza entre agentes y clientes, asegurando un servicio de calidad e incrementos en los cierres de venta, cumpliendo con el objetivo del marketing digital inmobiliario.

En definitiva, con la digitalización del sector inmobiliario se conseguirá un mayor grado de automatización y la mejora de operaciones, así como la implantación de nuevos niveles de control necesarios para la toma de decisiones, que ahora aumenta de tamaño y es cada vez más global. “La automatización de los procesos permitirá a las empresas del sector reorientar a tareas más estratégicas y gestiones de rendimiento a través de sistemas de información digitales que mejoren los niveles de productividad. La revolución financiera es sin duda el mecanismo de colaboración financiera para que en un periodo corto de tiempo salga a flote el sector”, concluyó Gastón Delaporte, Country Manager de Compre o Alquile.