Escucha ahora

Panamá Hoy Edición Vespertina


El voto en blanco

El voto en blanco

A tan solo unas cuantas semanas del día de las elecciones, algunas personas han estado promoviendo el voto en blanco como una forma de manifestar su descontento con las ofertas electorales que se presentan o como una expresión de protesta contra el sistema porque no lo consideran justo. Lo cierto es que ni lo uno, ni lo otro (si es que se diera un número importante de votos en blanco) surte ningún efecto en el resultado final del escrutinio; por lo que, votar en blanco simplemente no tiene ningún sentido.

Antes de continuar elaborando estas ideas debo advertir que el propósito de este planteamiento es simplemente con el propósito de hacer algo de docencia del sistema que tenemos, no de criticar a quienes esgrimen la propuesta del voto en blanco.

El Artículo 177 de la Constitución indica claramente que “El Presidente de la República será elegido por sufragio popular directo y por mayoría de votos...” No comtempla porcentaje alguno, mucho menos segunda vuelta. En otros Estados han discutido y previsto el tema de la representatividad y en virtude ella de la legitimidad de quienes ocupan la máxima magistratura.

Es por lo anterior, que en aquellos sistemas en los que se exige el 50% más uno para ser Presidente, el voto en blanco sí tiene una razón para existir y por ello, en determinados momentos, partidos políticos, grupos de la sociedad organizada y ciudadanos comúnes y corrientes promueven este tipo de sufragio, que si logra ser muy alto y consigue que nadie saque el porcentaje requerido entonces obliga a convocar una segunda vuelta.

En nuestro país, nada de lo anterior está previsto, muy por el contrario votar en blanco, anular el voto o abstenerse logra favorecer a los candidatos y/o partidos políticos más y mejor organizados ya que con su base elecotral logran producir los resultados deseados o lo que es igual, ganar.

Tengo la impresión de que una vez pase el 3 de mayo y se conozcan los resultados, para posteriormente llegar al 1 de julio, lo que debemos reclamar es iniciar un verdadero y profundo debate sobre los cambios constitucionales que se requieren como lo son, por ejemplo, segunda vuelta, porcentaje de repressentatividad, eliminación de la figura de los circuitos electorales y otros más.

En buen panameño: asumamos nuestra responsabilidad de ir a votar el 3 de mayo por quienes consideramos la mejor oferta electoral; después, obliguemos a los nuevos gobernantes a impulsar las reformas a la Constitución.
Sobre el Autor Analista político de Radio Panamá desde 1999. Ha ocupado cargos en otros medios de comunicación social tales como: Sub director del Diario El Universal, jefe de asignaciones del departamento de noticias del Canal 13 y jefe de circulación del Diario La Prensa.

De 1999 al 2004 ejerció como Sub Secretario General de la Asamblea Legislativa. También fue dirigente deportivo y presidente de la Liga Provincial de Béisbol de Panamá Metro (equipo de la capital del país.). Por muchos años laboró como profesor de Gobierno y Relaciones de Panamá con Estados Unidos en el Colegio La Salle de la ciudad de Panamá.

Sobre el Blog Radio Panamá pone a disposición de sus oyentes las modernas herramientas del mundo digital para ofrecer un espacio adicional donde se puedan expresar y compartir sus ideas sobre todos los temas que a diario se analizan en nuestros informativos. Les presentamos el videoblog Desde Congolandia en el cual se expone un análisis de acontecer nacional e internacional y como gran novedad una interesante visión de las noticias del deporte. La idea es que los oyentes compartan sus opiniones y así tener la gran oportunidad de tener una retroalimentación, de esta forma enriquecemos el debate y a la vez hacemos un aporte a la sociedad.

Síguenos en Twitter

ARCHIVO